Blogia

Addis Gq.

Ligerezas ya a la Venta

Ligerezas ya a la Venta

LIgerezas a la venta Visita tienda Online.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Después del Amor Y la Lujuria

Después del Amor Y la Lujuria

 

Oscuridad que me retine en cautiverio,

tu mi presa predilecta

Objeto de mis fantasías más perversas.

Tu lujuria reprimida;

Obra de la noche liberada,

Obra de la noche de fieras.


Y por mis instintos

Me dejo llevar poco a poco,

hasta llegar

a la locura absurda.

Y por mis instintos

Me dejo dominar.


Ojos míos que no dejan

de amar tu cuerpo,

Ojos tuyos que me inundan

de deseo.


Y por mis instintos

Me dejo llevar poco a poco

hasta llegar

a la locura apasionada.

Y por mis instintos

Me dejo dominar.


Obliga a mis manos a no tocar

tu senos desnudos

Obsesionada de las caricias,

tuyo quiero que hagas mi cuerpo.


Obscuridad que enamoras mi alma

continuamente perdida de este mundo

Permite que me pierda en el mar

de tus piernas,

que navegue en tus labios.

Y que por un beso robado

de Este mundo me pierda,

Rompiendo todas las cadenas

que a mi cuerpo censuraban.

 

 

 

 

Sueños del Conformismo

Sueños del Conformismo

 

Soñé una noche fría

De invierno,

conmigo allí en la lejanía

De algún sitio,

Sentada sola.

Debatiendo

A mi alrededor

Centenares de personas

todas conocidas

de mi vida,

Todas sin duda

parte de mi humanidad.

Y hablaban palabras

Desordenadas

disparatadas,

Sonoras;

Pero por completo

ajenas a mi pensamiento.

 

Tantas y tantas

palabras,

Sentidas,

dolidas,

padecidas,

Y yo no lograba

comprenderlas ,

Inmóvil de todos

Me conforme con escuchar,

Me conforme con ver pasar,

Los días muertos,

tras los ojos ajenos,

Los Días solitarios,

tras los labios extraños,

Y quise ser labios míos

que alguna de aquellas

tantas palabras fuese mía,

conocida,

sentida,

Dolida;

mas era incapaz de mirar

por mis propios ojos míos,

era incapaz de ser quien

siempre,

he querido.

 

Y ahora sencillamente

me

conformo con ser,

ajena a todo,

Distante

al mundo de ellos,

me

Conformo con verles,

sonreír con sus caras,

sonreír por mi vida.

Perfecta vida

que es la que

todos esos

y estos

han soñado.

Y hoy es mía.

 

Divina tentación

Divina tentación

Tienta mis sentidos,

a que pequen sin control,

sin perdón de dios.

Que solo

sean mis instintos,

de sed animal,

desenfrenados;

Libres de ataduras morales,

Deja que me embriague

con tus caderas de mujer.

Deja que

Las musas me lleven

Directo a tus besos,

que me lleven

hasta tus abrazos.

Y sin control ni noción

Las horas se perderan

entre tus sabanas desgastadas.

Tienta mis sentidos,

con una palabra.

Y deja que sea presa de tu pasión.

 

Soliloquios

Soliloquios

Cuanto tiempo llevo en esta habitación,

a oscuras, en silencio

escapando del resto del mundo.

Sola, con mis palabras mudas,

Sola con mis pensamientos absurdos.

Y desde la ventana veo

como el reflejo del sol

dibuja siluetas.

Siluetas que me acompañan,

en mi soledad.

Sin voces 

sin temores, solo sombras

Y nada más. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

A mi padre

A mi padre

Lloro, nuevamente

fuego que

mata mi ser,

nuevamente

montones de ayer,

despiadados que

arrasan conmigo.

Lloro

y sigo sin parar,

sigo sin saber

porque viene a mi

dolor tan grande,

porque mis venas arden

mientras yo,

sigo estática,

inerte,

casi sin respirar.

Busco la razón

busco, en mi ayer.

Y no hay nada,

un vacío enorme,

tantas cosas que

pude

decir, tantas y tantas

que hoy ya no diré

 

Y te he visto en la distancia

de una foto,

con tus sienes grises,

con la mirada perdida.

Y recordé en un segundo

mi vida entera,

recordé aquella

que fue mi infancia.

 

Pero duele recordar,

duele el ayer,

duele tanto que mata mi alma,

Y prefiero no pensar,

prefiero no mirar tus sienes grises.

 Lloro,

si te veo, casi como

a un ser ajeno,

casi sin conocerte.

Nos hemos perdido,

en nuestros caminos

distintos,

Y sabemos que no se cruzaran,

sabemos que los tiempos no volverán...

 

Y nos conformamos,

con la voz lejana,

con la mirada de nostalgia.

Palabras Mudas

Luego de tantas hojas escritas,

De centenares de palabras apiladas

No hay nadie que las lea,

No hay nadie que juzgue

Y me invade la impotencia

De quien con sacrificio

Ha plasmada en letra curtida

Todo lo que lleva visto en una vida,

Y todo ese esfuerzo para no ser atendido.

Tantas emociones

Para seguir en silencio,

Como si de mi mente nunca hubiesen visto la luz,

Como si siempre hubiesen estado inertes

Aisladas de todo lo que pueda ser tangible.

De mis pensamientos cortos VIII

Ya no tengo de que contar,

Mis manos se apagan lentamente,

El silencio me inunda las páginas,

Y no quiero callar nada,

Pero de mis líneas ya no hay que narrar.

De mis tristes recuerdos ya no hablo,

De mi pasado añejo, casi ni recuerdo,

Y ahora que mi alma encuentra paz

Paz en tu mirada,

Tan solo me basta mirar en tus ojos,

Para perder la noción

Y no tener palabras,

Olvidar el pensamiento,

Y ya

No hay espacio para escribir,

Solo espacio

Para mis instintos,

Espacio para querer ser parte de ti.

Tan solo

Para sentir tu mirada cálida

Posada en mí.

Silencio que me embriaga

Y dejo las líneas como causas pérdidas,

Antiguas consoladoras de mi ser.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres